5 motivos para tener tu tienda online

Internet es la tierra de las nuevas posibilidades. Los sitios de venta (o sitios de ecommerce), cada vez más populares, han demostrado ser la gran opción tanto para quienes soñaron con emprender como para aquellas empresas que ya cuentan con un local a la calle y buscan tener presencia online.

En esta nota, vamos a contarte las principales ventajas de invertir en tu propio negocio y vender por internet. ¿Estás listo?

1. Conquistá más clientes

Empecemos por lo más simple: cuanto mayor es el público potencial, mayores son las posibilidades de conversión. Con un sitio de ventas, no estás limitado únicamente a las personas que pasan por delante de tu local. Por ejemplo, podés divulgar tu página por internet y enviar tus productos para todas partes de país y del mundo.

Existen diversos canales de adquisición online que pueden atraer interesados hasta tu producto: buscadores como Google, redes sociales, marketplaces, entre otros.

2. Promové tu marca

Además de la visibilidad, otro excelente factor para montar tu propio sitio de ventas es estrechar la relación con tus compradores. Hoy en día, la mayor parte de los consumidores investiga en internet sobre los productos o empresas antes de comprar, y una buena tienda online puede hacer la diferencia a la hora de convencerlos.

Prestando atención a cada detalle, podés construir una imagen mucho más profesional y completa ante tu público objetivo, alineada con la propuesta de la marca y sus valores. También mejora la experiencia de compra, ya que los visitantes podrán leer toda la información relevante con calma, sacarse las dudas y comprar lo que quieren haciendo apenas algunos clicks.

3. Tené autonomía

Otra gran ventaja de crear tu propio sitio para vender es tener total libertad para tomar decisiones. Vas a ser tu propio jefe, definiendo tu horario de trabajo y las próximas acciones de cada área del emprendimiento.

Elegí los productos que vas a vender, hacé que el diseño de tu tienda refleje la imagen de tu marca y llevá tu negocio a tu propio ritmo. Aprovechá para ponerle tu toque personal y dejar un legado en el mundo.

4. Trabajá desde cualquier lugar

¿Quién no quiere evitar el tránsito todos los días a la hora de ir al trabajo? ¿O poder viajar y cumplir con las tareas confortablemente desde un ambiente nuevo? Teniendo una tienda online eso es perfectamente posible.

De la misma forma en que podés atraer personas de todo el mundo a tu sitio de ventas, también podés administrarlo estés donde estés.

5. Reducí costos

Finalmente, una faceta más práctica que se obtiene de crear un sitio de ecommerce en vez de una tienda física: la de disminuir los costos de mantenimiento. Con una estructura totalmente online, no será necesario dedicar presupuesto a cosas como:

  • Alquiler del local.
  • Gastos de servicios (agua, luz, limpieza, etc.).
  • Equipamiento de seguridad (cámaras, alarmas, etc.).
  • Personal para atender el local.

¡Empezá ahora mismo!

¿Te gustó la idea de tener un sitio de ventas online? Entonces no dejes pasar la oportunidad de empezar. Escribinos y contanos cuál es tu negocio y comenzá a vender tus productos por internet!!

2018-02-20T11:08:09+00:00